Ubicada a las afueras de Bilbao y alzándose como la única fábrica de vinilos del territorio patrio (junto a Krakatoa en Castellón), PRESS PLAY VINYL promete ser un caramelito para grandes y pequeños artistas o majors y discográficas independientes. En pleno auge del formato digital y cuando la desaparición de lo físico parece ser un hecho más que preocupante, PRESS PLAY VINYL nace respondiendo a la necesidad de continuar luchando por la supervivencia de un formato como el vinilo.

Apostando desde hace meses por abrir una fábrica con la intención de facilitar a sellos y artistas estatales la elaboración de sus piezas en 7 o 12 pulgadas en un contexto más cercano y flexible a lo que estaban acostumbrados, nos sentamos con Alain Consonni y Gonzalo de la Maza, las cabezas pensantes tras PRESS PLAY VINYL para que nos detallen los estragos, retos y ventajas de embarcarse en una aventura emprendedora arriesgada y excitante.

 

Para los que no os conocen todavía, ¿qué hacéis, dónde estáis y cómo os describiríais?

PRESS PLAY VINYL es una fábrica de discos de vinilo inaugurada el 14.02.2019 en Urduliz (Bizkaia). Contamos con la última tecnología de prensado de vinilo, lo que nos permite conseguir el mejor sonido en este formato, y ofrecemos el trato más cercano a nuestros clientes.

¿De dónde viene esa pasión por la cera y cómo habéis acabado por apostar por una fábrica de vinilos? ¿Había algún tipo de noción sobre vinilos, prensado o fabricación entre vosotros?

Nuestra absoluta pasión por el mundo del vinilo tras casi toda una vida disfrutando de la música en este formato nos hizo soñar con hacer realidad este proyecto.

Para contrastar esta idea y llevarla al terreno de la realidad y los números, realizamos un importante estudio de mercado en 2017-2018. Las conclusiones de nuestro estudio fueron muy positivas: tanto artistas como discográficas veían muchas ventajas en la aparición de una nueva fábrica de discos de vinilo en el país, que hablara su mismo idioma, con un servicio cercano y personalizado, la máxima calidad en el producto, precios competitivos y con plazos de entrega muy reducidos.

Por otro lado, la tradición industrial de más de 40 años de nuestra empresa nos ha permitido disponer de la mejor tecnología y todos los conocimientos necesarios para desarrollar nuestra actividad.

Supongo que para ser casi la única fábrica de vinilos en el país, está todo medido al milímetro, con estudios de mercado, etc. ¿Por qué ahora, se nota el nuevo auge del vinilo?

Efectivamente, el mercado mundial del disco de vinilo está experimentando ratios de crecimiento nunca vistos.

Durante los últimos trece años, las ventas de discos de vinilo han crecido de forma exponencial, pasando de 30 millones de dólares en 2005 a 850 millones en 2017. En España la situación es similar, con cerca de 700 mil discos vendidos en 2017, un 39% más que en el año anterior y cinco veces más que en 2012.

¿Cuáles diríais que son los 3 elementos primordiales a tener en cuenta cuando quieres fabricar un vinilo?

Aunque hay muchas variables importantes a tener en cuenta en la fabricación de este formato, sin duda las más relevantes son la calidad, los plazos y el servicio. Esas fueron las conclusiones de nuestro estudio de mercado, y estamos además constatándolo día a día con nuestros clientes.

En este sentido, estamos cuidando al máximo todas y cada una de las etapas del proceso, ofreciendo un nivel óptimo de sonido, los mejores materiales de fabricación e imprenta y el trato más cercano y personalizado a nuestros clientes.

Financiación, maquinaria, timings…¿Cuáles son los mayores retos a los que os habéis enfrentado hasta la fecha?

Nuestro mayor reto ha sido la puesta en marcha de nuestra producción, debido a la enorme complejidad técnica del proceso. La confianza en el proyecto y la mejora continua nos han permitido superar esta etapa y aumentar cada vez más nuestros niveles de producción.

Sabiendo que otras fábricas de vinilo nacionales empezaron a base de maquinaria comprada como chatarra, ¿cómo ha sido con vosotros? ¿Cuánto habéis tardado en sacar vuestro primer vinilo?

A pesar de que contamos con la última tecnología en nuestro proceso de fabricación, el enorme reto que ha supuesto diseñar e instalar todo nuestro sistema nos ha llevado a tener que esperar más de un año para ver nacer nuestro primer vinilo. Todo ese periodo de mejora continua nos ha servido además para alcanzar los máximos niveles de calidad de sonido.

En pocas palabras y para los más curiosos, ¿cuáles son los pasos para la fabricación de un vinilo?

Una vez grabado y mezclado el sonido de un álbum, el estudio de mastering aplica a la mezcla una masterización dedicada para vinilo, con el objetivo de adaptar el sonido a las características específicas del disco de vinilo.

Nosotros recibimos ese sonido ya masterizado, y fabricamos el master físico del disco: una superficie de laca o cobre en la que se graban los surcos, plasmando las vibraciones del sonido en su superficie.

Tras la creación del master, comienza el proceso de galvanizado. Sumergimos el master en una solución química, obteniendo dos “discos” metálicos, -uno para la cara A y otro para la cara B-, que son el equivalente al master en negativo: en lugar de surcos, tienen relieve. Estos “discos” metálicos, llamados estampadores, nos sirven como molde para planchar cada disco.

El disco de vinilo está fabricado a partir de PVC. Con cada disco, nuestra prensa automática funde una pastilla de PVC, la coloca entre los estampadores y, en ese momento, plancha el PVC, plasmando así los surcos en el plástico.

Una vez enfriado el disco, y tras las exigentes pruebas de calidad visual y de sonido, lo empaquetamos dentro de las cubiertas que fabricamos en imprenta, y entregamos a nuestro cliente el producto final que se venderá en tiendas, conciertos, festivales…

¿Cuántos vinilos fabricáis al mes? ¿Y al año?

Nuestra prensa automática nos permite fabricar -a pleno rendimiento, trabajando 24 horas al día, 265 días al año-, a un ritmo de cerca de tres mil discos al día, lo que supone cerca de medio millón de discos al año.

¿De qué tipo de vinilos hablamos? ¿7”, 10”, 12”? ¿Color?…

Ofrecemos una interminable lista de opciones de personalización. Fabricamos discos LP de 12” en sus dos pesos clásicos: 140 gramos (el habitual) y 180 gramos (el premium). También en Singles de 7” ofrecemos dos pesos: 42 gramos (el peso de toda la vida) y 70 gramos (somos una de las pocas fábricas en el mundo que es capaz de fabricar este formato).

Por otro lado, fabricamos discos en colores sólidos, traslúcidos, fluorescentes, metálicos (oro y plata), que brillan en la oscuridad…

También contamos con una gama inmensa en imprenta: fundas y cubiertas de todos los tipos, inserts, pegatinas, tarjetas de descarga…

¿Y de qué precios estamos hablando, si no es mucha indiscreción?

Ofrecemos precios muy competitivos, y hemos desarrollado un completo e intuitivo configurador de presupuestos en nuestra web, que permite al usuario seleccionar cada una de las características de sus discos y estimar así el precio aproximado del proyecto.

Y ahora la pregunta del millón para todo DJ o banda nobel… ¿cuánto es el mínimo de copias que hacéis?

Ofrecemos la tirada mínima del mercado, de 100 discos. Hemos querido apostar también por esta opción para que las pequeñas bandas y los artistas que quieren ofrecer ediciones limitadas puedan disfrutar de su música en este mágico formato.

Entiendo que para el cliente, lo más importante, además del resultado, son los tiempos de fabricación y prensado. ¿De qué plazos estamos hablando en el caso de PRESS PLAY VINYL?

Nuestros plazos de fabricación son de 4 a 5 semanas pero, como acabamos de echar a andar, por ahora garantizamos 6 a 8 semanas. Estamos continuamente mejorando nuestros procesos para acortar estos tiempos, y esperamos alcanzar pronto los plazos más ajustados.

Imagino que sois un caramelito para cientos de agentes del sector musical. Normalmente, suele ser más fácil trabajar con sellos pequeños o clientes más “underground”, pero imagino que alguna major o multinacional ya se ha interesado por vuestros servicios. ¿Qué clientes se os están acercando y con quiénes os sentís más cómodos trabajando? ¿Por qué?

Nos sentimos muy cómodos con todos nuestros clientes, desde el grupo más pequeño hasta las majors, ya que todo depende únicamente de dar lo mejor de nosotros y tratar con cercanía y atención al detalle a cada uno de ellos.

Estamos tratando y hemos recibido la visita de clientes en todos los niveles del sector, desde artistas, sellos y discográficas, hasta majors, editoriales, asociaciones… Todos son más que bienvenidos.

Entre los precios de la competencia y el volumen de facturación de la música grabada en un país como España, el marketing (su aspecto más comercial) y la promoción tienen mucho que decir en vuestro caso. Os he leído en prensa convencional, en medios especializados, generalistas…¿cómo ha sido ese paso de promoción dentro de la escena musical? ¿Por qué habéis optado? ¿Habéis visto algún tipo de interés mediático fuera de lo normal que no esperarais?

Desde luego, el aspecto comercial es muy importante en este sector. Sin embargo, en nuestra primera etapa nos hemos preocupado sobre todo por expresar de forma clara y cercana nuestra idea de negocio, basada en la cercanía, la obsesión por el detalle y el compromiso con el cliente.

La prensa convencional y las redes sociales han sido un gran aliado a este respecto. Hemos encontrado una fantástica acogida por su parte, lo que nos ha ayudado a alcanzar nuestro primer objetivo para esta etapa de puesta en marcha: presentarnos ante el sector y ganar visibilidad.

Hasta que aparecisteis vosotros en escena, solo había una fábrica en Castellón, Krakatoa. Éstos aludían hace poco a que es difícil superar los precios de la competencia en el extranjero, pero en cambio, ellos brindan otros valores como “tratar directamente con ellos e incluso que los clientes vayan a ver cómo se están haciendo sus discos”. ¿Puede competir PRESS PLAY VINYL con los precios del mercado extranjero?¿Qué otro tipo de servicio/s brindáis al cliente? Me refiero a artworks, CDs, etc…

Es cierto que en ocasiones resulta difícil competir en precio con algunos de nuestros competidores en el extranjero, y aunque nuestra principal ventaja competitiva es la cercanía con nuestros clientes y la atención absoluta al detalle y la calidad, nuestra tecnología nos ha permitido ganar en eficiencia y ofrecer precios muy competitivos.

Además de los propios discos de vinilo, ofrecemos otros servicios complementarios a este formato: mastering adaptado a vinilo, códigos de barras y depósito legal, fabricación de CD (siempre y cuando se incluya con el vinilo), tarjetas con código de descarga online…

¿Y por último chicos, cómo os veis dentro de 5 años o cómo os gustaría veros?

Nuestro objetivo a largo plazo es colaborar con la mayoría de sellos nacionales y afianzar un posicionamiento de calidad óptima y servicio cercano, para después comenzar nuestra expansión internacional, siempre fieles a nuestro compromiso, nuestra personalidad y nuestros valores.

Más información: https://pressplayvinyl.com