A finales del mes de octubre, la plataforma de música online Spotify comenzó a testear una nueva opción para la promoción y publicidad de sus artistas, denominada “Spotify Marquee“. Una nueva herramienta de Pago por Clic (PPC) con un coste inicial de 0’55$ (0’49€) y con una compra mínima recomendada de 5.000$ (unos 4.500€) para sellos discográficos y artistas, lo que genera alrededor de 9000 streams. Anuncios que aparecerán en la propia plataforma como ventanas emergentes bajo el título “Brand new music for you”.

Aunque ésta sea una opción para músicos que se pueda asemejar a la criticada payola de la industria de la radio, la dirección de Spotify afirma que “Marquee” es una estrategia completamente diferente.

“No estás pagando por los streams. Todos los usuarios de la plataforma tienen la opción de participar o no”. ” Esperamos que nuestras recomendaciones sean útiles, que podamos relacionar a los artistas con las personas que estén interesadas”. aclara Charleton Lamb, gerente de marketing de productos de Spotify.

La mayor plataforma global de servicios de música en streaming siempre ha indicado que sólo los oyentes frecuentes de un artista en particular o que hayan mostrado interés por el mismo reciben anuncios relacionados con éste por lo que “es menos probable que los fans se pierdan los lanzamientos de artistas afines de cara a mantenerse al día de las novedades que puedan ser del interés de cada oyente.”

Por el momento, Spotify Marquee se encuentra en fase beta y a día de hoy sólo está disponible para sellos con base en los Estados Unidos por lo que sus anuncios sólo aparecen a usuarios residentes en el país norteamericano, aunque el objetivo es que pronto de el salto al resto del mundo. Estos anuncios aparecerán a aquellos usuarios de subscripciones gratuitas o premium, teniendo estos últimos la opción de desactivarlos a través de la configuración de la plataforma.

El Director Financiero del gigante musical indica que hasta ahora, tan sólo el 10% de los ingresos de Spotify llegan a través de la publicidad, siendo el resto provenientes de las tarifas de pago. Con esta nueva herramienta, el objetivo es aumentar en un 20% dicha cantidad a través de una mejora tecnológica de la publicidad.